Facebook Twitter Google +1     Admin

Enrique González Mántici, violinista y director de orquesta.

20141124064418-250x403xenrique-gonzalez-mantaci.jpg.pagespeed.ic.yqxk8xgivu-1-.jpg

Por: José Pendás

Foto: Internet

   Sin lugar a dudas me atrevo a decir que Enrique González Mántici fue un compositor de exquisitez sin par. En suma, una luminarias del pentagrama cubano. Para avalar tan categórica aseveración, baste afirmar que fue el primer director titular de la mundialmente conocida y famosa Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba.

      González Mántici se inicia en la música recibiendo clases de composición con maestros de la estirpe de Rafael Pastor y Emilio Grenet, para posteriormente estudiar dirección de orquesta con el reconocido director austriaco Erich Kleiber, cultivándose igualmente en el afamado Conservatorio Tchaikovski, de Moscú, con los profesores Anosov, Gauk y Guinsburg, lo que le aseguró una elevada preparación.

   Para 1934, con solo 22 años, convertido en un excelente violinista, se integró como primer violín al denominado Cuarteto Clásico. Ese mismo año integró la sección de violines de la Orquesta Sinfónica de La Habana, dirigida por Gonzalo Roig. De igual forma pasaría por la Orquesta Riverside con la que hace una gira por Venezuela.

   Como director de agrupaciones musicales se inició en 1940, cuando se desempeñó como tal en la orquesta de la emisora radial Mil Diez, llegando incluso a ser director musical del circuito de la radioemisora CMQ, y posteriormente de la televisión cubana. También llegó a director musical de la Compañía de Ballet de Alicia Alonso. A partir de 1960 pasó a ocupar el cargo de director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional, integrando además el claustro de profesores de la cátedra de dirección de la Escuela Nacional de Arte.

   De su autoría salieron piezas para orquesta sinfónica y música de cámara, así como su gloriosa marcha Guerrillero, mientras que el Museo de la Música de su ciudad natal que lleva el nombre de su coterráneo Rodrigo Prats –con quien además fundara en 1949 el Instituto Cubano de la Música- guarda, entre otras pertenencias suyas, muchas de sus partituras y su órgano eléctrico.

   La muerte de Enrique González Mántici, no esperada –solo contaba con 62 años de edad-, ocurrida el 29 de diciembre de 1974, tronchaba una carrera pletórica de éxitos y de una significativa herencia de valores estéticos para nuestro pueblo.

23/11/2014 22:44. habanamia #. Cultura

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris