Facebook Twitter Google +1     Admin

José White, uno de los músicos más famosos de su siglo

20140312061810-jose-white-1-.jpg

Por: José Pendás

   José Silvestre de los Dolores White Laffite, José White para los cubanos y para el mundo, considerado uno de los músicos más famosos del siglo XIX, se inmortalizó por su virtuosismo ejecutando el violín. Pero también fue un consumado compositor de cuya pluma salieron obras musicales inmortales, de belleza sin igual, tales como La bella cubana.

   Fue el cubano José White un niño prodigio de su tiempo, capaz de ejecutar a los 19 años variados instrumentos musicales, entre ellos el violín y la viola, el violoncello, el contrabajo, el piano, la guitarra, la flauta, el corvetín y la trompa.

   Ofreció su primer concierto en su ciudad natal el matancero José White al cumplir sus 20 años: el 21 de marzo de 1855, siendo acompañado por el famoso pianista norteamericano Luis Gottschalk. A escasamente un año y tres meses después, en julio de 1956, ganó el primer premio de violín en el Conservatorio de Paris, que lo consagró definitivamente entre los más virtuosos del instrumento.

   Este triunfo del cubano fue reseñado por La Gazzeta Musicale el 3 de agosto de ese mismo año en los siguientes términos: “Otro tanto diremos del discípulo que ha ganado el Primer Gran Premio de violín, y que sin embargo era el último en la lista de los concursantes.(…). El señor White se presentó como viejísimo ejecutante (…).Aborda a su vez el repetido concierto, que desde ese instante se convierte en una obra nueva; el Jurado lo escucha con tanto placer como admiración, como si lo oyera por primera vez y apenas White concluyó de ejecutar aquel morceau, es proclamado vencedor por unanimidad de votos del Jurado. (…) Mister White tiene poco más de 19 años (…) dónde tomó sus primeras lecciones? ¿Cómo este hijo de la virgen de América se ha hecho el émulo de los más grandes violinistas conocidos en Europa? He aquí lo que ignoramos y lo que desearíamos saber por honor de la Escuela americana, de la que es una soberbia muestra el eminente White”.

   Muchos críticos hablan sobre el virtuosismo del cubano. De su habilidad en el manejo del arco; de la audacia de sus stacattos; lo agradable y elegante de su sonido; de la expresión justa y nunca afectada. No solo se destaca como intérprete y compositor, sino también como creador de Seis estudios brillantes, que sirven para la formación técnica de los futuros violinistas, por lo que el Comité de los Estudios Musicales del Conservatorio de París, emite un dictamen donde reconoce al ilustre músico cubano su obra y le aprueban la colección de sus seis estudios para violín, donde aborda las dificultades de ejecución del instrumento y el ingenio de combinaciones para desarrollar el mecanismo de la mano izquierda.

   Entre 1874 y 1875 White visita Cuba y pasea su fama por todo el país. De su patria se traslada a México ofreciendo un concierto en el Teatro Nacional, del cual recibe los elogios de la crítica. “El Señor José White es, en nuestro concepto, el mejor violinista que hayamos oído en México desde los tiempos antediluvianos de Vieuxtemps; es infinitamente superior al fantasista Franz Cohen y al semi-clásico Prume”.

   Hasta el Héroe Nacional Cubano reconoció la grandeza del genio musical José White, cuando exclamó: “White no toca, —subyuga”; o cuando elogiando sus facultades como intérprete, precisó: “este gigante artista, para quien no tiene el arte dificultad invencible, ni germen de maravillas escondidas que él no sorprenda y desarrolle”.

  El gran violinista cubano José Silvestre de los Dolores White Laffite, quien paseo el prestigio de la patria por el mundo, dejó de existir en la Ciudad Luz el 12 de marzo de 1918, hace ahora 96 años.

11/03/2014 22:18. habanamia #. Cultura

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris