Facebook Twitter Google +1     Admin

En el 103 aniversario del compositor Julio Brito

20110122053839-thump-5273419brito-1-.jpg

Recordemos al Pintor melódico de Cuba y creador de la Guajira de salón.

Por: José Pendás

   Decir Julio Valdés-Brito Ibáñez quizás para muchos no signifique nada, pero si aclaramos que es el nombre de pila de Julio Brito, entonces vendría a la memoria de la inmensa mayoría de los cubanos el creador de muchos temas musicales dedicados a nuestra campiña cubana, entre ellos la inmortal guajira El amor de mi bohío, estrenada en 1937.

   Quién, por muy joven que sea, no ha escuchado esa hermosa melodía que dice: Valle plateado de luna, sendero de mis amores, quiero ofrendarle a las flores el canto de mi montuna. Es mi vivir, una linda guajirita la cosita más bonita, trigueña. Es todo amor, lo que reina en mi bohío donde a la quietud del río, se ensueña. Al brotar la aurora sus lindos colores, matiza de encanto mi nido de amores. Y al despertar, a mi linda guajirita dejo un beso en su boquita, que adoro. De nuevo el sol, me recuerda que ya el día en su plena lozanía, reclama. Luego se ve, a lo lejos el bohío y una manita blanca, que me dice adiós.

   Dicho esto, pienso que a los más jóvenes y, por qué no, también a los menos jóvenes, nos gustará conocer algo más, o refrescar detalles, sobre Julio Brito, porque así es conocido este bardo. Pues diremos de este cubano de pura cepa nacido en La Habana, el 21 de enero de 1908, que ésta, su más sentida y bella guajira, fue interpretada por famosos cantantes, como Leo Marini con la Sonora Matancera, o el reconocido Tenor de las Américas, el mexicano Pedro Vargas, además de nuestra vedette Rosita Fornés, y Barbarito Diez, entre otros.

   Con la aparición de Julio Brito en el mundo musical cubano, se dice que la guajira, que hasta entonces estaba limitada a tierra adentro, se vistió de largo para conquistar la ciudad y le reservó a él dos calificativos, el de Pintor melódico de Cuba y creador de la Guajira de salón.

   Brito musicalizó varias películas, como Tam Tam, donde también actuó como cantante de la Orquesta Siboney; y Embrujo antillano, en la que Blanquita Amaro y María Antonieta Pons interpretaron a dúo una de sus canciones. Además, fue de los primeros directores de música de la radio en el país, la cual comenzó en el año 1922. En la década de 1940 fue Presidente de la Sociedad de Autores de Cuba.

   Antes de finalizar diremos del compositor Julio Brito que, igualmente, fue un magnífico músico, que con sólo 16 años se incorporó a la famosa Orquesta de Don Aspiazu como saxofonista. Falleció a los 60 años, el 30 de julio de 1968, en La Habana, dejando infinidad de canciones que son orgullo de la música de cubana.

21/01/2011 21:38. habanamia #. Cultura

Comentarios > Ir a formulario

habanamia

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris